crema de coliflor con avena y almendra

Posted on

INGREDIENTES

  • 1 taza de las de café de copos de avena integral
  • 2 c / s de harina de almendra
  • pimienta negra
  • Aceite de oliva extra virgen de primera presión en frío
  • Sal marina fina
  • 2 o 3 cebollas medianas cortadas en medias lunas
  • 1/2 coliflor, en flores
  • agua

EN VERDE ingredientes que podéis encontrar en Granel

PREPARACIÓN

  1. En una olla con un chorro de aceite de oliva, ponemos a cocer la cebolla con una pizca de sal. La dejamos cocer bastante rato removiendo de vez en cuando hasta que se empiece a ablandar y dorar (pero no mucho ya que así nos quedará una crema más blanca), añadiremos medio vaso de agua y lo dejaremos cocer tapado durante unos 15 minutos.
  2. Incorporaremos la coliflor, los copos de avena, dos pizcas de sal, la pimienta y agua, justo que cubra la verdura y el sflocs. Lo taparemos y lo dejaremos cocer 15 minutos más.
  3. Antes de batirlo echar una cucharada de harina de almendra, la segunda cucharada la pondremos en función de la textura que queramos.
  4. Para servir el plato puede hacer un salteado con ajo y perejil de setas secas previamente remojados.
    Resulta una propuesta cremosa sin lácteos. La cremosidad se obtiene de la cebolla bien cocinada, los copos de avena y de la harina de almendra.
  5. Es un plato idóneo para el otoño ya que tonifica los pulmones y el sistema digestivo.
  6. La coliflor es una verdura muy rica en agua, minerales, fibra, vitaminas e hidratos de carbono. Cocinada en crema resulta un plato dulce y muy suave al paladar. De hecho, es ideal para personas que suelen presentar ansiedad por el dulce, ya que esta crema les ayudará a calmar el deseo por este sabor. Aparte, también es una buena fuente de vitaminas del grupo B, nutrientes necesarios para la salud del sistema nervioso. La harina de almendras blancas no sólo da una consistencia más cremosa al plato, sino que también es muy rica en calcio.