Infusion rooibos con naranja

68,82 /kg

SKU: GRANEL373 Categoría: Etiqueta:

Descripción

El rooibos no es un «té rojo», como sugiere su apariencia, ya que no pertenece a la familia de las teáceas, sino que se trata de una leguminosa pariente de las retamas y ginestas.

Tampoco resulta estimulante, ya que no contiene teína. Proviene de Sudáfrica y tiene muchas propiedades medicinales.

las hojas de rooibos contienen hasta 200 principios activos, como la aspalathina, el ácido cafeico, antioxidantes (quercitina), flavonoides (luteolina y rutina), polifenoles, sales minerales (hierro, calcio, cobre y flúor), vitamina C y una dosis muy baja de taninos. Todo ello le confiere virtudes antioxidantes, antialergènicas, antiinflamatorias, digestivas, antiespasmódicas, diuréticas y tónicas. Entre sus diferentes indicaciones, cabe destacar las siguientes:

En lugar de presentar un efecto excitante, como el del té o el café, tiende a equilibrar el sistema nervioso y actúa como un sedante suave en caso de estrés o irritabilidad.

Frena la acción de los radicales libres, retrasa la oxidación celular y protege contra las infecciones.
Actúa como un antihistamínico natural, muy útil para personas propensas a desarrollar alergias.

Como diurético, muestra un efecto suave, que ayuda a eliminar toxinas por la orina ya prevenir y combatir la retención de líquidos.

El consumo regular de rooibos, por su efecto de drenaje y sus agentes antioxidantes, contribuye a reducir los niveles de colesterol LDL y la tensión sanguínea, y al cabo puede proteger contra la arteriosclerosis y otras afecciones cardiovasculares.

Se recomienda sobre todo como tónico digestivo, para intervenir en diferentes trastornos de la digestión, como diarrea, espasmos gastrointestinales, hinchazón abdominal, vómitos y mareos.

Es un antiinflamatorio eficaz para afecciones respiratorias como faringitis, laringitis o bronquitis.

Es una buena alternativa al café para mujeres menopáusicas o que han pasado la menopausia.

Por vía tópica, puede ser una buena solución contra diferentes problemas cutáneos, como dermatitis, eczemas, forúnculos, acné juvenil, picaduras de insectos y urticaria.
En gargarismos aplica para desinflamar la garganta y tratar aftas, llagas bucales y encías inflamadas. Ayuda a fortalecer los dientes.