Mieles

Antiguamente la miel era el único edulcorante que se conocía. Se sabe que el hombre utilizaba la miel ya en el neolítico y posteriormente su uso se extendió usándola como conservante, en el tratamiento de afecciones de la piel y con connotaciones religiosas como elemento simbólico.

Desde la introdución del azúcar en la dieta el consumo de miel disminuyó.

Es un producto rico básicamente en hidratos de carbono (azúcares), mayoritariamente glucosa y fructosa.
En su composición encontramos variedad de minerales entre los que predomina principalmente el potasio, seguido de calcio, fósforo, sodio y magnesio.
Contiene vitaminas del grupo B, vitamina C, E, D y K.

Los beneficios son muy amplios, entre otros:

* Mejora el ritmo cardíaco
* Tiene poder antiséptico
* Regula el funcionamiento intestinal
* Mejora las afecciones respiratorias.
* Retrasa el envejecimiento gracias a su contenido en antioxidantes.
* Ayuda en la cicatrización de heridas

Dentro de este grupo podréis encontrar también las mermeladas e infusiones de miel

Mostrando todos los resultados 8