Especies

Las especies derivan principalmente de la raíz, la corteza, semillas y de algunas flores o capullos de determinadas plantas.

El uso de las especies se remonta a miles de años de historia y antiguamente tenían un carácter asssociat la conservación además de su uso culinario.

Tienen la capacidad de favorecer la digestión, realzan el sabor de los platos y dan un toque diferente a las comidas.
Algunas de ellas tienen propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias.

Se sabe que añadir especias a la comida produce una mayor secreción salivar y esto refuerza la actividad digestiva y permite prolongar el efecto de las especies más allá de la pared intestinal.
Actúan esencialmente sobre el hígado, riñones, pulmones y corazón.

Algunas investigaciones concluyen que las especies tienen una acción muy determinada sobre la circulación sanguínea evitando la agregación plaquetaria.

Mostrando 1–20 de 28 resultados