Deshidratados dulces

Los alimentos deshidratados son aquellos a los que se ha eliminado la mayor cantidad posible de agua o humedad mediante unas condiciones determinadas.

El proceso provoca que el alimento se reduzca en tamaño y peso y permite que la vida útil de un alimento sea más prolongada.

Evidentemente la mejor manera de consumir un alimento es en su forma original y en estado de máxima frescura.
Aún así las ventajas de los productos deshidratados son muy amplios y destacan, entre otros:

* Tiempo de conservación prolongado
* Conservan un gran porcentaje de sabor, color y consistencia durante un largo periodo de tiempo
* Las propiedades nutritivas se mantienen en gran medida respecto al alimento original
* Los podemos encontrar durante todo el año

Mostrando 1–16 de 20 resultados